Halloween es una de las festividades que más disfrutan los peques, así que nos hemos puesto manos a la obra y hemos hecho una mesa sensorial de Haloween para nuestros preescolares.

La base está hecha de lentejas naranjas (un kilo) las calabacitas, arañas, calderos… Los compramos en un supermercado.

Como podéis ver por el resultado es toda una explosión de colores.

Pusimos unas cucharitas para que llenaran los calderos, así trabajan también la psicomotricidad fina y la coordinación.

(Visitadas 165 veces, 1 visitas hoy)