El primer examen al que nos enfrentamos en nuestras vidas ocurre en el mismo momento de nacer, es un test llamado Test de Apgar, donde además de medir la frecuencia cardiaca, la coloración de la piel y el tono muscular, se miden los reflejos y la coordinación en los recien nacidos.

Según vayan creciendo irán adquiriendo nuevos reflejos y mejorando la coordinación, desde levantar la cabeza, llevarse objetos a la boca, gatear, andar, etc. Además, un correcto desarrollo permite que se eliminen aquellos reflejos primitivos que dejan de ser útiles, como el Reflejo de Moro. Por otro lado, permite ir adquiriendo nuevos reflejos más elaborados y complejos.

Nuestro cerebro aprende en estas primeras fases mediante el movimiento y la experiencia directa. Estos primeros aprendizajes basados en el movimiento serán fundamentales en el aprendizaje posterior. Aquellos niños privados de movimiento durante la primera infancia suelen presentar retrasos en el aprendizaje, mantienen algunos reflejos primitivos, y presentan retraso en la adquisición de nuevos reflejos.

Estimulación de los reflejos y la coordinación a través del juego

En este artículo vamos a tratar la estimulación de los reflejos y la coordinación a través del juego. No hace falta tener un problema de reflejos para trabajarlos, utilizamos el juego de manera preventiva y como facilitador del desarrollo. En caso de tener un problema agudo de reflejos, recomendamos visitar al especialista.

Existen dos formas de mejorar los reflejos, una la actividad física y otra mediante videojuegos educativos. Ambas se pueden dar de forma paralela, sin abusar de los videojuegos.

A través de la actividad física. Practicar algún deporte, jugar en el parque, hacer yoga, jugar a la pelota, etc. son juegos físicos que mejorarán habilidades como la orientación espacial, la correcta lateralización, el conocimiento del propio cuerpo y fortalecerá todo el cuerpo en general.

A través de los Videojuegos. Estar todo el día sentado jugando a videojuegos obviamente no es beneficioso. La pediatra de mis hijas me dijo que sumando todas las pantallas (televisión, videojuegos, ordenador…) no superara una hora diaria (ellas tenían 8 y 6 años). Sabiendo ajustar el tiempo de juego presentará beneficios, sobretodo en el desarrollo de los reflejos. Cuando los niños juegan videojuegos están atentos a una pantalla mientras mueven las manos de forma coordinada. Con los videojuegos mejoramos el tiempo de reacción, situa al niño en un escenario al que no estaría expuesto en la vida real y le anima a resolver enigmas o superar pruebas. Los niños aprenden a prestar atención a los detalles. Los niños pequeños que han sido expuestos a videojuegos muestran mejor memoria, mejores reflejos y más creatividad en la resolución de problemas.

El juego del Frontón

El Juego del Frontón es también conocido como El Juego de los Ladrillos, o Brick Breaker. Con este juego educativo online trabajamos los reflejos y la coordinación a diferentes niveles de dificultad.

Los niños tendrán que golpear todos los ladrillos con la pelota de tenis para pasar al siguiente nivel. La pala con la que golpeamos la pelota se mueve a derecha e izquierda.

Además de trabajar los reflejos, también trabajamos la lateralidad y la atención.

Finalmente, me gustaría daros un consejo que a mi me ha funcionado. Nunca utilizar los videojuegos como premio, ni para que los niños no molesten. Veo bebés en sus sillitas jugando con los móviles de los padres. Los bebés tienen que estar prestando atención al mundo que les rodea. También he visto a niños jugando videojuegos en el parque. Al parque se va a jugar en los columpios y con los amigos. Muchos padres dan a sus hijos los móviles para jugar en restaurantes o reuniones familiares, para que no molesten. Los niños tienen que aprender a comportarse, ellos son parte de la familia y es mejor dejarlos participar de los momentos de ocio familiar.

Con todo esto, quiero decir que los videojuegos deben tener un tiempo determinado al día, ni un minuto más. Una vez que entienden que se ha acabado el tiempo del videojuego, pueden hacer un puzzle, jugar con los hermanos, ayudar con la cena, etc.

Si te gustan estos juegos puede que también te gusten: Enchufa el Robot o Los Marcianitos.

(Visitadas 532 veces, 2 visitas hoy)