Esta actividad está diseñada para niños y niñas de 3 y 4 años, aunque también le gusta a niños más mayores. El juego consiste en ir soplando el pompón con una pajita hasta llegar a la meta, gana el primero en llegar, pero tendremos el primer ganador, el segundo ganador, … todos ganan, porque lo que queremos es que todos lleven el pompón hasta la meta.

Trabajamos con este juego la musculatura de la boca, a estas edades están aprendiendo a hablar correctamente y con este juego mejora la pronunciación.

(Visitadas 139 veces, 1 visitas hoy)