Hacemos nuestros propios juegos con material reciclado y desarrollamos la imaginación y la creatividad de los más pequeños.

Con un par de cajas de Costco, unas tijeras, cinta de embalaje, pegamento, una caja de cereales y témperas de colores, hacemos un barco pirata.

Empezamos haciendo el armazón de nuestro barco, la proa en forma de punta y la popa abierta para que puedan entrar y salir con facilidad. Por fuera pintamos las olas y unos ojos de buey, también el ancla. Los niños pintaran con témperas el exterior del barco, con atención a los detalles.

Para hacer un timón cortaremos dos círculos iguales y ocho tiras iguales, pegamos las tiras al primer círculo y luego pegamos el segundo círculo encima.

Ya solo queda decorarlo y pegarlo al «mastil» que en nuestro caso es un rollo de cartón de papel de cocina.

También hemos hecho unas espadas, parches para los ojos, la bandera pirata…puedes hacer gorros piratas con cartulinas negras.

Todavía no está montado, lo haremos en clase con los niños, pero quedará más o menos así.

Si tengo oportunidad le sacaré una foto cuando esté terminado y la subiré.

Aquí está terminado, ha sido un exito total, desde por la mañana hasta por la tarde han estado jugando sin parar. Pensaba que lo romperían en 10 minutos pero ha durado hasta el final del día.

Hemos decidido no pintarlo porque iba a tardar mucho en secarse y queríamos que cuando lo vieran pudieran jugar directamente.

Podemos hacer también un mapa y buscar tesoros por la clase o el patio, pasando pruebas según el nivel educativo de los niños.

(Visitadas 197 veces, 1 visitas hoy)